UX y UI Designers: los perfiles más demandados

En la era digital, la presencia en Internet es algo extremadamente importante y por ello el diseño cobra un papel cada vez más relevante. El diseño gráfico interactivo es la clave para diferenciarse y destacar por delante de los competidores.

El Diseño de Interfaces (UI, User Interface Design) y la Experiencia de Usuario (UX, User Experience) son clave a la hora de diseñar productos y servicios. En la era de la transformación digital, las empresas se enfrentan al gran reto de ofrecer la mejor experiencia posible a unos usuarios cada vez más exigentes. Los profesionales del diseño juegan aquí un papel decisivo. Los puestos de diseñador de interfaces de usuario (UI Designer) y diseñador de experiencia de usuario (UX Designer) se han vuelto indispensables.

Según el estudio “Empleo en IT 2017. Profesiones con futuro”, realizado por Infoempleo y Deloitte, una de las profesiones más demandadas es la de UX Designer. Otro estudio, “Los 100 mejores trabajos de América”, de CNNMoney, confirma que los diseñadores UX/UI son los perfiles con más futuro. Para posicionarse, destacar en el mercado y garantizar el éxito de sus productos y servicios, es trascendental para las empresas invertir en estos profesionales.

Ambos son cruciales a la hora de crear y desarrollar un producto, los dos trabajan codo con codo, pero son profesionales con puestos diferentes cuando nos referimos a las partes del proceso de las que cada uno se encarga. Es importante conocer la diferencia entre estas dos disciplinas para poder comunicar con claridad lo que estamos haciendo y la dirección que estamos tomando.

UX abarca todos los aspectos conceptuales de un producto, incluidos aquellos que el usuario no puede apreciar a simple vista, pero que le proporcionan la experiencia satisfactoria que buscaba. El UX Designer se preocupa por la usabilidad del producto: los contenidos, la comunicación con el usuario, la velocidad de carga, la presentación de los productos. Para ello, se encarga de medir, analizar y optimizar todas las partes del servicio.

En cambio, UI implica aquellas cosas que el usuario ve y con las que interactúa. Es el diseño visual, la información diseñada en torno a las pantallas del aparato. Son todos los aspectos tangibles de un producto, su apariencia y sus funciones. El UI Designer es responsable de la presentación del producto y las impresiones y reacciones del usuario. Es el profesional responsable de hacer que ese producto que el UX Designer ha desarrollado se convierta en algo atractivo y apetecible para los usuarios.

Los Headhunter (Cazatalentos) y empresas de RR.HH. (Recursos Humanos) buscan profesionales con el talento y la capacidad para analizar tanto el contexto en el que se mueven como las necesidades de los usuarios. Buscan perfiles resolutivos e imaginativos, con un pensamiento visual y de diseño, crítico y deductivo, además de sensibilidad artística, conceptualización creativa y altas dosis de comunicación, narración y creación de documentos de diseño.

En la era digital, si las empresas quieren desmarcarse y situarse a la cabeza del mercado, no pueden prescindir del talento de diseñadores UX y UI profesionales.

Llamar